Tu punto "G"


De tanto explorar tu cuerpo
y de escudriñar tu ser,
cuando sin ningún recato
tú me entregas dulcemente
tus encantos de mujer,

Con aquel arrobamiento
en que me envuelve tu piel
inconsciente voy llegando,
como en éxtais flotando,
a tu eterno punto G.

Y sorpresivamente tu apasionada actitud
envuelve todo mi cuerpo, en repetidos torrentes,
con la fuerza de un alud,
en sentimiento inquietante

Tan hermoso y fascinante
que pasa del alma al cuerpo
con esa mágica llave
que es tu hermoso punto G.


2 comentarios :

Comentario de santiago :

precioso punto amigo, y definido con magistral pluma.
recibe un abrazo y como siempre un placer leerte

Comentario de María :

Exploraste su cuerpo y llegaste a la cumbre de su oasis, bellísimo poema.

Gracias por traerme hasta tu blog.

Un beso.

Publicar un comentario

Penas y alegrías del amor